Acreditación

Instituto Tecnológico de Chile se encuentra actualmente acreditado por un periodo de 2 años (2016-2018) en las áreas de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado, por la Comisión Nacional de Acreditación, CNA.

Éste es nuestro cuarto período de acreditación, logrado por primera vez el año 2007, después de incorporarse voluntariamente en el proceso ante la entonces Comisión Nacional de Acreditación de Pregrado, CNAP.

La acreditación constituye un reconocimiento público a la calidad de nuestro proyecto institucional, confirma que las políticas establecidas para asegurarla son efectivas y que estamos consolidando nuestra propuesta formativa, desde el punto de vista de la docencia y la gestión.

La acreditación es la certificación pública que otorga la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) a las instituciones, programas de pregrado y programas de postgrado que cumplen con criterios de calidad previamente definidos. Ella se obtiene como resultado de un proceso voluntario que considera tres etapas: evaluación interna, evaluación externa y pronunciamiento de acreditación.

Contar con la acreditación no sólo permite a nuestros estudiantes tener la certeza que ITC trabaja comprometidamente, sino que permite también a los futuros estudiantes, a sus familias, a nuestros egresados y a sus empleadores confiar en la calidad de nuestros procesos y en la solidez de un proyecto que es académicamente serio, válido y socialmente responsable.
El Instituto Tecnológico de Chile es uno de los ocho Centros de Formación Técnica que están acreditados en la Región Metropolitana(al mes de noviembre de 2012), y esta condición le permite a nuestros alumnos acceder a una serie de beneficios como el CAE (Crédito con Aval del Estado) y a todas las becas y beneficios otorgados por el Estado de Chile. (Más información en www.cnachile.cl y www.becasycreditos.cl)

Comisión Nacional de Acreditación (CNA)
La Comisión Nacional de Acreditación es un organismo público, autónomo, cuya función es verificar y promover la calidad de las Universidades, Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica con Autonomía, y de las carreras y programas que ellos ofrecen. Su actuar se enmarca en la Ley de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior N°20.129, promulgada en octubre de 2006.

En ese contexto, los efectos del proceso de acreditación se dan a nivel interno, al generar procesos de autoevaluación para detectar fortalezas y debilidades de la institución, y a nivel externo, al ser un mecanismo de certificación pública de calidad y de la gestión de las instituciones de Educación Superior.